“Previniendo lesiones de espalda”

“Previniendo lesiones de espalda”

Uno de los males que más sufre en la actualidad la población es el famoso “dolor de espalda”.

A menudo, esto viene determinado por diversas patologías de nuestra columna, pero en otras muchas ocasiones, se debe a una mala higiene postural o un mal trabajo en el gimnasio.

Nacemos con un patrón adecuado de movimiento que poco a poco debido al sedentarismo se ve alterado. Por ello, es importante que en nuestro día a día intentemos tener unos correctos hábitos, para intentar evitar problemas cervicales, contracturas, etc.

1-Debemos intentar mantenernos siempre correctamente erguidos, incluso cuando estamos sentados.

Debemos caminar con la zona abdominal ligeramente activada, ello nos ayudará a mantenernos en una posición recta. Y con respecto a nuestra postura sentados, debemos tener en cuenta lo siguiente. El lumbar ha de estar pegado a la silla. Si esta tuviese curvatura en la parte baja impidiendo dicha acción, pondremos un cojín pequeño que nos rellene dicho espacio.

También es importante que cuando miremos el móvil levantemos los brazos para que quede más en línea con nuestros ojos, y así no forzar la zona cervical.

2- Sobre todo en el caso de los niños y sus mochilas, es sumamente necesario hacerles entender que deben de llevar el peso bien repartido en la mochila, y empleando las dos cintas, una para cada brazo.

Lo ideal es no sobrepasar en el peso de la mochila el 10% del peso del individuo.

3- Muchas veces veo a la gente cargando pesos, levantándolos desde el suelo sin flexionar las rodillas. Esto está francamente fatal!

Debéis flexionaros para hacer la fuerza de levantamiento con las piernas, no con la espalda.

4- En el caso de la gente que está muchas horas de pie, como podría ser por ejemplo, mi caso. Es muy importante, que movilicemos la zona lumbar, puesto que se carga mucho.

Un ejercicio que nos ayudará a liberar tensión en la zona del plexosacro, zona que suele perder movilidad, sería el “saludo al sol” de yoga. El cual podemos abreviar haciendo solo la parte en la que apoyamos los brazos y piernas en el suelo, extendiéndonos hacia atrás, con el apoyo de la fuerza de nuestros brazos, notando como la zona lumbar se “dobla” hacían dentro.

5- En cuanto al tema gimnasio es muy sencillo, sigue estas normas: Seguridad, calidad, cantidad. Es decir, ejercicios que no vayan a perjudicarte, con buena técnica, y poco a poco ya irás cargando más peso.

 

A cuidar esa espalda!

 

Get fit, be active!

 

 

Rubén Río Entrenador Personal

www.rrsalud.com

 

1236658_527308467356885_662272927_n